Lengua Castellana y Literatura

Irene García Muñoz

Adolescencia 19 febrero 2011

Filed under: Uncategorized — irene93lengua @ 12:07

Adolescencia

Vinieras y te fueras dulcemente,                     1
de otro camino
a otro camino. Verte,
y ya otra vez no verte.
Pasar por un puente a otro puente.                5
-El pie breve,
la luz vencida alegre-.

Muchacho que sería yo mirando
aguas abajo la corriente,
y en el espejo tu pasaje                                     10
fluir, desvanecerse

 

 

Este poema perteneciente a Vicente Aleixandre se encuentra incluido en Ámbito, su primer poemario, que fue publicado en una colección de la revista Litoral en 1928, órgano fundamental para la consolidación de la Generación del 27. Este libro está considerado, por los críticos literarios y por el propio autor,  como desligado a su producción anterior, ya que encontrar un estilo poético personal es una tarea ardua, y aquí Aleixandre daba solo sus primeros pasos.

El tema, como bien se deja adivinar en el título, es la añoranza de la adolescencia. En cuanto a la estructura externa, no he podido encontrar ningún esquema métrico conocido para mí, de esta forma, este es el resultado: 11A, 5-, 7b, 7b, 9A, 5-, 7-, 11-, 9A, 9-, 7-. De este estudio solo puedo destacar la utilización de versos impares con una rima consonante y aleatoria.

Si no encontramos un esquema métrico usual o que nos dé una información especial acerca del ritmo del poema o cualquier otra información, esto viene a significar que la importancia del poema reside en otro lugar. En mi opinión, creo que el genio de Aleixandre luce mucho más en el estudio de magníficas figuras expresivas que consiguen crear un tema tierno y efímero como es la adolescencia. El poema se abre con una paradoja “Vinieras y te fueras dulcemente”, haciendo referencia a la rapidez de esta etapa, que parece que no se llega a poder disfrutar. Esta idea de que la juventud pasa sin que el yo poético a penas la perciba se encuentra repetida en los versos dos y tres y tres y cuatro con dos encabalgamientos. En el primero, en el que también existe un paralelismo muy claro, el yo poético pasa de un camino a otro camino, es decir, de una edad a otra en el mismo tiempo que se pasa de un verso al siguiente. En el segundo, entiendo la idea como un parpadeo: el yo poético percibe la adolescencia, que es tan breve que cuando vuelve a abrir los ojos ha desaparecido. En el verso seis nos expresa la idea del crecimiento mediante el paso de un puente a otro puente, que da lugar a uno de los juegos de palabras más bonitos del poema: “la luz vencida alegre”. Aquí encontramos la personificación de la luz mediante la antítesis de dos adjetivos, “vencida” y “alegre”; la metáfora de la luz me resulta complicada, pero creo haber encontrado ella una referencia a la vitalidad de la juventud, que derrotada pero conforme, se dispone a seguir su camino. Ahora me gustaría destacar la metáfora que sirve de base al poema, en el verso nueve encontramos la palabra agua, símbolo de la vida, y la corriente, como su paso fluido. Es esta asociación de ideas la que permite el juego de los puentes y los reflejos. Por último, me gustaría destacar el último verso, que tanto me recuerda al gongorino “En tierra, en humo, en polvo,  en sombra, en nada.”, que incluye la sutil degradación de la adolescencia, que como agua, fluye y se desvanece ante nuestros ojos.

En conclusión, me gustaría expresar la emoción que destila este poema, uno de los más hermosos que he leído y escuchado de la voz de Aleixandre. Me decanto por poemas breves, porque en ellos se produce una mayor condensación de ideas, que me resultan magníficas. El tema del paso de la adolescencia me resulta especialmente interesante ahora que nosotros nos encontramos en ese punto, ahora que nuestra infancia, como bien dice el último verso, fluye y se desvanece ante nuestra mirada.

 

Siguiendo este enlace encontrareis el poema recitado por Vicente Aleixandre: <a href=”http://palabravirtual.com/index.php?ir=ver_voz1.php&wid=236&p=Vicente_Aleixandre&t=Adolescencia&o=Vicente+Aleixandre” target=”_blank”>Poema en audio: Adolescencia de Vicente Aleixandre por Vicente Aleixandre</a>

Anuncios
 

El obispo leproso 10 febrero 2011

Filed under: Uncategorized — irene93lengua @ 21:46

Este libro relata la vida de los ciudadanos de Oleza a lo largo de unos diez años, una vida encadenada a la religión y el conservadurismo. Algunos de los protagonistas son Pablo, quien llega a luchar por su libertad, Fulgencia, mujer que llega a cometer adulterio, Purita, como símbolo de la sexualidad, o Álvaro y Elvira, exponentes de la estructura familiar conservadora.

No obstante, aunque haya una línea argumental, son más importantes los temas, los recursos estilísticos y el tempo lento. Por ello, cabe la pena mencionar la crítica a la religión y a la sociedad, la felicidad inalcanzable, la soledad o el amor. Como recursos estilísticos, me han parecido especialmente interesantes las analepsis y las pormenorizadas descripciones.

Como conclusión, debo decir a favor del libro que mejora, relativamente, a lo largo de la historia. Aún así, es tedioso y contiene un léxico poco accesible. Pese a que me gustan los finales abiertos, ya que es una forma de que el lector participe activamente, este no lo he disfrutado especialmente.

Aunque es cierto que al haberlo trabajo en profundidad en grupo se obtienen conclusiones a las que no se llegan individualmente, el plazo y la presión, junto con el libro en sí, han hecho de él una de las lecturas que no creo que recomiende.

No obstante, como no me gusta dejar una conclusión así de un libro y creo que algún valor tiene que tener como lectura obligatoria, alabo la capacidad de recreación de Miró en flores o el excelso vocabulario que utiliza, por ello, el libro se convierte en un crítica a la España de finales del siglo XIX y, a la vez, una muestra de la calidad del autor gongorino.

 

La casa de Bernarda Alba 24 enero 2011

Filed under: Uncategorized — irene93lengua @ 20:23

Esta obra de teatro se desarrolla en la casa de Bernarda Alba, mujer de costumbres, con un peculiar sentido del honor, la tradición y el clasismo. Esta sexagenaria oprime a sus cinco hijas (Angustias, Magdalena, Amelia, Martirio y Adela) de manera que estas se sienten envejecer solas y amargadas como en una cárcel. Un acontecimiento es el desencadenante de la tragedia: la futura boda entre Pepe el Romano y Angustias. Este hecho crea un clima de tensión y envidia entre las hijas. Adela, la más joven de todas, no es capaz de reprimir sus instintos sexuales y acaba  embaucando al pretendiente de su hermana. Este es romance es conocido por algunas de ellas, como Poncia o Martirio, quienes tratan de disuadir a la joven apasionada por diferentes motivos, como el mantenimiento de la honra o que esta las acompañe en su resignación. Sin embargo, como ya se presagiaba por el poco autocontrol de Adela, acaba desvirgándose con Pepe y hundiendo a la familia en la humillación. Cuando este hecho es conocido por la matriarca, intenta matar al pretendiente de su hija, consiguiendo el suicidio de Adela. Sin embargo, lo más importante para esta conservadora de la decencia es acallar el suceso y aclarar que su hija murió siendo virgen.

 

“Drama de las mujeres en los pueblos de España”, no estaba equivocado Lorca cuando escribió esta obra como ejemplo de un hecho generalizado: la mujer misógina y conservadora.

En la primera lectura, me pareció un drama bastante simple. Tras comprender la simbología oculta en ella, creo que es una auténtica muestra de la capacidad del autor en la creación de los dobles sentidos. Es difícil encontrar una página que no merezca ser comentada, ya que incluso los silencios hablan.

Creo que por su carácter realista, es una obra muy ilustradora de la sociedad del momento, aquella en el que como bien afirma Martirio todas desearíamos haber nacido hombres. Me alegra haber podido captar la intención de documental fotográfico, aunque espero poder disfrutarla en un espacio teatral.

 

Llegaron las merecidas vacaciones 21 diciembre 2010

Filed under: Uncategorized — irene93lengua @ 17:02

 

Y no me gustaría despedirme (por unas semanas) del blog sin desear una… ¡feliz Navidad y un próspero Año Nuevo!

Además, un regalito se ha adelantado y ya tenemos la nueva Ortografía de la lengua española. De esta forma, comenzaremos el 2011 con uvas y tratando de acostumbrarnos a ese “guion”, “solo” y acogiendo a la “ye”.

Tranquilamente, ya me puedo despedir con una entrada más acorde a estas fechas y cargando motores para lo que nos queda de curso.

¡Hasta pronto!

 

Los girasoles ciegos 19 diciembre 2010

Filed under: Uncategorized — irene93lengua @ 11:40

Este libro lo componen cuatro historias distintas pero relacionadas entre sí, cuatro testamentos diferentes sobre el horror de la Guerra Civil.

El primer protagonista es el Carlos Alegría, un estudiante de Derecho que se encuentra en el bando del ejército sublevado. El día antes de que el bando republicano caiga, decide rendirse. Es hecho prisionero por los republicanos, después por los vencedores y siempre por esa guerra. Cuando le fusilan, logra sobrevivir, malviviendo hasta que después de entregarse se suicida sin lograr soportar ser un derrotado por los derrotados.

Eulalio y Elena huyeron de Madrid por miedo. Ella murió en el parto de la montaña y él enloqueció junto con el niño y dos vacas, malviviendo. Su crimen fue ser poeta y pensar. En un diario que encontraron junto a los cadáveres de padre e hijo, Eulalio imprimía sus sentimientos, intentando aclararlos, pero nunca llegó a comprender por qué tuvo que sufrir tanto.

Juan Senra, estudiante de Medicina y rojo, dilata su vida gracias a conocer al hijo del coronel Seymar, quien le interroga. Este había estado buscando información sobre su hijo fallecido y, finalmente, encuentra a alguien que sabe de él. Juan Senra calla la verdad sobre su hijo, diciendo lo que su padre y su madre desean oír. Así sobrevive varias semanas, mientras sus compañeros van pasando por los pelotones de fusilamiento. Conoce a Carlos Alegría y se hace amigo de Eugenio; cuando este es asesinado, sin nada en lo que creer, decide contar la verdad sobre ese hijo ratero y morir de verdad.

Ricardo vive en un armario. Su hijo Lorenzo y su mujer Elena guardan el secreto de sus vidas, pero el padre Salvador comienza a hostigar a la mujer, buscando su favor. Pese a sus recelos y cuidados, ya perdieron a su hija Elena cuando huyó con un poeta, no consiguen librarse de la presencia del padre Salvador, quien comienza a irrumpir en su casa cada vez más a menudo. Finalmente, un día en el que Salvador intenta violar a Elena, Ricardo se lanza contra él: su secreto ha sido descubierto, su mundo se ha desvanecido. Antes de que le apresen, Ricardo se suicida.

 

Este libro me ha gustado muchísimo, porque esta temática me interesa bastante, creo que son testimonios que, aunque inventados, deberíamos leer todos los españoles para lograr evitar un futuro parecido.

La historia que más me ha llamado la atención ha sido la última por el fantástico cambio de narrador y focalización. Aunque todas son muy trágicas, ha sido la que me ha parecido más dura.

En lo único que no estoy del todo de acuerdo es en que la primera historia sea la de un “vencedor”, creo que se deben incluir historias sobre personas del bando ganador que también sufrieron mucho, pero es como comenzar un relato sobre la violencia de género con la historia de un hombre, los hay, pero como en este caso, uno entre cien.

 

La sonrisa etrusca 12 diciembre 2010

Filed under: Uncategorized — irene93lengua @ 15:16

La historia nos muestra los últimos meses de vida de Salvatore Roncone, el antiguo partisano Bruno. Este sufre un cáncer terminal, que él denomina cariñosamente  “la Rusca”, y acepta mudarse de su Roccasera de toda la vida, con sus montañas, sus hombres y sus mujeres al frío y oscuro Milán, en casa de su hijo Renato y su mujer Andrea. Cuando la vida parecía haber mostrado todas sus sorpresas al anciano vividor, conoce a Brunettino, su nieto, y a Hortensia, la mujer que le muestra el amor. En esas  semanas, con su angelote y su amada descubre un nuevo significado de ser hombre, abuelo, de querer, de ser amado e, incluso, en la antipática Milán a veces sale un Sol calabrés. Pero, desgraciadamente, Bruno sabe que sus días están contados y  poco a poco va perdiendo esas fuerzas de hombre de campo. Finalmente, una noche se termina su guerra, junto a su Brunettino, junto a esa anhelada palabra, “nonno”, que le hace dormir por siempre con una sonrisa etrusca en su rostro.

 

Este libro me ha parecido muy enternecedor, la historia de un hombre que en sus últimos días descubre nuevas sensaciones nos hace pensar en todo lo que nos queda por vivir a los demás. Sin embargo, los extensos monólogos interiores e, incluso, esa exagerada ternura han hecho que, en ocasiones, el libro me haya resultado un poco tedioso.

Por último, me ha resultado interesante la reflexión sobre las nuevas costumbres, la forma de educar a los niños hoy en día, sin demostrar tanto amor, la carencia de alimentos naturales u objetos artesanos en las ciudades, etc.

 

Diccionario panhispánico de dudas 25 noviembre 2010

Filed under: Uncategorized — irene93lengua @ 19:00

El Diccionario panhispánico recoge las dudas de todos los países hispano-hablantes que han sido resueltas por todas las Academias; pretende distinguir términos del español general, vocablos usados en ciertas zonas y los que son incorrectos, con el objetivo de favorecer la corrección y de unificar el lenguaje sin obviar las valiosas diferencias.