Lengua Castellana y Literatura

Irene García Muñoz

Contra el viento 21 marzo 2010

Filed under: Uncategorized — irene93lengua @ 15:15

A través de los ojos y experiencias de una mujer española, cuya visión de la vida es la de un mundo cruel y duro al que es imposible enfrentarse, se presenta la figura de São.

Algunas personas guardan una fuerza interior, capaces de luchar mientras le queden fuerzas, de ser felices pase lo que pase y, sobre todo, de no rendirse nunca. São  es una mujer caboverdiana, que desde pequeña fue conociendo los límites que le suponían ser negra y pobre. Dejando atrás el sueño del ser médica, consigue llegar a Portugal para buscarse un futuro mejor. Gracias a la ayuda de otras compatriotas, consigue un trabajo durante los meses de verano en la zona del Algarve; allí conoce a Bigador, un atractivo hombre de Luanda con el que comparte una historia de amor perfecta. Perfecta hasta que descubre lo que se esconde en el interior de ese hombre: es maltratada día a día y se siente completamente pequeña e indefensa. Por ello, São decide huir con su hijo André a Madrid, donde encuentra trabajo como limpiadora en la casa de la voz narradora. Todo parece volver a la normalidad hasta que Bigador aparece de nuevo en su vida, ya como un hombre rehabilitado y arrepentido que solo  quiere educar a su hijo. São, de naturaleza confiada, accede ya que cree que será la mejor opción para André. Debido a esto, su ex marido consigue secuestrarlo y llevárselo a Luanda. Esos meses son los peores para São, que pierde toda su energía hasta que se decide a viajar hasta este peligroso país. Allí consigue el apoyo de la familia de Bigador y puede devolver a André al mundo en el que ella sabe que podrá cumplir sus sueños.

Aunque se presente en forma de novela, estoy completamente segura de que no es ficción lo que se cuenta. Seguramente, la mayoría de las mujeres inmigrantes sufran las mismas vejaciones que nuestra protagonista. Por ello, cada golpe que recibe lo sientes tú también. Ángeles Caso consigue incorporarte a su mundo. La única pega que le puedo poner es que ocupa demasiado tiempo en descripciones demasiado retóricas que me resultan un poco aburridas y, por supuesto, ese final de la novela, que deja bastante que desear.

Aun así, la novela me ha gustado bastante, más por la historia que narra que por la forma en que está escrita.